Editorial

Editorial: Prohibido peregrinar

read: 3 min.

El COVID-19 ha cambiado todos los hábitos y costumbres en nuestra región y en el mundo; tanto así que el tradicional y acostumbrado peregrinaje para las fiestas de Las Mercedes y El Cautivo de Ayabaca...

Editorial: Prohibido peregrinar
El COVID-19 ha cambiado todos los hábitos y costumbres en nuestra región y en el mundo; tanto así que el tradicional y acostumbrado peregrinaje para las fiestas de Las Mercedes y El Cautivo de Ayabaca se han visto afectadas por esta pandemia que nos obliga a permanecer el menor tiempo posible fuera de casa, y a evitar la propagación del contagio a través de eventos, aglomeraciones o manifestaciones públicas.
“Como sabemos muchas familias acostumbran a salir, incluso con los más pequeños en brazos o caminando, pero esta vez exhortamos al instinto de protección...”
Como todos sabemos, a estas alturas, los peregrinos de Lima ya hubieran iniciado su larga caminata para llegar a nuestra ciudad, mientras que las hermandades de provincias como Talara, por ejemplo, estarían haciendo sus preparativos para acudir al encuentro de La Mechita o visitar al Cautivo, y hacer su ingreso a la ciudad de Ayabaca desde el 11 de octubre; sin embargo todo eso ha quedado suspendido. En vista que de nuestra región aún se mantiene el fervor religioso las autoridades se han visto obligadas a suspender todas las actividades e imponer multas para así evitar que la población fomente las peregrinaciones y manifestaciones masivas. Multas de más de 4 mil soles a los peregrinos que desobedezcan las normas o de 6 mil soles a los choferes que circulen ese día llevando devotos a Paita o Ayabaca, son algunas de las sanciones, así que esperamos no se tengan que hacer intervenciones masivas. Incluso las mismas hermandades se han pronunciado asegurando que respetarán las normas y disposiciones para así evitar que haya más víctimas de este peligroso virus. Como sabemos, muchas familias acostumbran a salir, incluso con los más pequeños en brazos o caminando, pero esta vez exhortamos al instinto de protección de sus menores y de sus propias vidas, y celebrar estas fechas dentro de sus propias casas, en la oración o participando virtualmente de las actividades que programe el Arzobispado, no por evitar la multa, simplemente por evitar ser una cifra más de contagiados o fallecidos por este mal.
Victor José Palacios Elera
Editor web de El Tiempo y La Hora.
Foto de perfil de Victor José Palacios Elera

Más en Editorial


Cañerías secas

Editorial

Cañerías secas

El cuento chino

Editorial

El cuento chino

Ciudad de huecos

Editorial

Ciudad de huecos

No más relajados

Editorial

No más relajados