Sujeto llegó a manosear y obligar a la menor a que le diera un beso.

Aunque las penas son drásticas para las personas que cometen abuso sexual en agravio de menores, un profesor de música no midió las consecuencias y afronta una grave denuncia por el presunto delito de acoso sexual y actos contrarios al pudor en agravio de una estudiante de 10 años.

Un equipo especializado de la Divincri Piura, al mando del comandante PNP Luis Caballero, viajó hasta Máncora para detener a Víctor Arturo Rivera Ordinola (46), quien al verse perdido no se resistió a su detención. La intervención policial ocurrió cerca de las 2:30 de la tarde del miércoles en las calles de Máncora, luego de un discreto seguimiento policial. Víctor Arturo Rivera fue ubicado por la Policía cuando se desplazaba en una motocicleta con compras del mercado.

Según se desprende de las investigaciones, Rivera enviaba mensajes a un WhatsApp con contenido inapropiado para una menor de edad e incluso le decía a C.X.G.G. (10) “que estaba dispuesto a irse preso por ella”.

La estudiante confesó a su madre que el docente llegó a manosearla y la obligó a que le diera un beso.

ENSEÑABA MÚSICA

Rivera labora como conserje en la Institución Educativa N° 14914 Nuestra Señora de la Merced, de Los Órganos, Talara, y dictaba clases de música. Es en este curso que Rivera aprovechó para acercarse a la niña en mención. La denuncia fue efectuada por la madre de la menor el pasado 8 de mayo por lo que Rivera tenía orden de detención preliminar.

AL DESCUBIERTO

Se conoció que el acoso sexual que sufría la menor fue descubierto por M.E.G.A. (30), quien al revisar el whatsApp de su hija se dio con la sorpresa de encontrar los mensajes que le enviaba Víctor Arturo Rivera. La mujer con las evidencias del caso y la confesión de su hija, que era acosada desde diciembre del 2019, se dirigió a la Policía para denunciar a Víctor Arturo Rivera.