El Día de San Pedro y San Pablo, en el marco religioso, es también el Día del Pescador, pues ambos se relacionan entre sí.

Todos los pescadores del Perú realizan una admirable labor en las embravecidas aguas del mar peruano, por lo cual se les comprende y respeta como tal.

En este día tan especial se aprovecha la oportunidad para destacar la labor y el esfuerzo que realizan diariamente los hombres de mar en sus faenas de pesca, animándolos a continuar con su importante labor a favor del desarrollo y la seguridad alimentaria del país.

Asimismo, también, en esta fecha se agradece al pescador peruano por las manifestaciones de respeto ante las buenas prácticas pesqueras (vedas, tallas mínimas de extracción, permisos de pesca y licencias para que operen las plantas pesqueras dentro del litoral).

En el 2019, esta actividad generó aproximadamente 93,000 empleos directos. Foto: El Peruano.

Según el Ministerio de la Producción se considera al mar peruano como uno de los más productivo del mundo, que da fuente de trabajo y alimentación y una fuente de desarrollo y crecimiento económico del Perú.

En el Día del Pescador, este sector se viene recuperando debido al impacto económico por el nuevo coronavirus (COVID-19). «Los ingresos monetarios percibidos por la pesca artesanal serían el sustento económico de más de 300,000 personas a nivel nacional», informó Produce.

Sin embargo, además del coronavirus, este sector también sufre. Según el último reporte de conflictos sociales de mayo de 2020, la Defensoría del Pueblo identificó al menos 4 conflictos sociales relacionados a la pesca, tanto en Tumbes, Ica, Lima y Áncash.

DEBES SABER

En el Perú existen 31,006 embarcaciones artesanales. De este total, 16,045 operan en el litoral costero y 14,961 en el ámbito continental (ríos y lagos).