El alcalde de Piura, Juan José Díaz Dios resalta como un logro de su gestión la ‘guerra’ que han emprendido contra la informalidad en el sector transporte y también la disposición para hacer cumplir las ordenanzas municipales, de ahí que a la fecha ya han sido intervenidas más de 1,300 mototaxis y llevadas al depósito municipal debido a que los conductores insisten en ingresar al anillo vial. “De nada van a servir las buenas intenciones de seguir aprobando más ordenanzas para tratar de reordenar el parque automotor si al final son ‘letra muerta’…”

Eso es resaltable, sin embargo, sería bueno que la gestión municipal también evalúe reforzar al grupo de inspectores y se puedan intensificar los operativos pero no solo contra este gremio del transporte público que no escarmienta y sigue ingresando a zonas prohibidas, sino contra el servicio interprovincial que sigue ingresando a las avenidas principales de nuestra ciudad, deteriorando vías y generando el caos, pese a que también existe otra ordenanza municipal que les prohíbe ingresar a vías saturadas.

De nada van a servir las buenas intenciones de seguir aprobando más ordenanzas para tratar de reordenar el parque automotor si al final son ‘letra muerta’ y no se ejecutan.
De qué sirve que en voz alta afirmen que harán valer el principio de autoridad si a las finales solo se ve caos en las calles, paraderos informales, ambulantes apostados en las esquinas del centro de Piura, ni qué decir de los cientos de informales en el Complejo de Mercados.

Así que sería bueno que a medio año de haber asumido la gestión se establezcan políticas claras del reordenamiento y no se permita que la informalidad se siga expandiendo a costa de la seguridad de los piuranos.

Karina Miranda

Karina Miranda