La expectativa, sin duda, está hoy en la presentación de la cuestión de confianza anunciada por el presidente de la República, Martín Vizcarra, tras el archivamiento de su propuesta de adelanto de elecciones, por el Congreso de la República.

Las regiones, sobre todo las afectadas por el Niño Costero, ya han mostrado su temor de lo que pueda suceder tras esta crisis política que cada día tiende a agudizarse.

Las autoridades regionales y provinciales ya han mostrando su preocupación de las consecuencias de esta crisis, sobre todo en la Reconstrucción, la cual, si bien camina a paso de tortuga, con una crisis política mayor, puede retroceder o queda estancada y con ello todas nuestras esperanzas de que se ejecuten las obras que nos protejan en algo ante un nuevo evento lluvioso fuerte.

De los congresistas está visto que lo único que buscan es su beneficio propio y lo han demostrado una vez más votando a favor del archivamiento del adelanto de elecciones dando la espalda a un pueblo que clama porque se vayan porque hasta ahora no han cumplido con la confianza depositada en las urnas.

El país no puede seguir en esta incertidumbre, donde, como siempre, los más perjudicados son los sectores vulnerables, por eso queda ahora a la sociedad organizada y población en general mantenerse vigilante y exigir al Ejecutivo y al Congreso que depongan sus intereses partidarios y que por el bien del país se dejen de enfrentamientos y ambiciones, que por única vez demuestren que realmente lo que les interesa es el país.

Karina Miranda

Karina Miranda