Por primera vez en la historia del Perú, la Fiscalía encuentra en Palacio de Gobierno 20 mil dólares escondidos en el baño de la oficina del secretario presidencial.

¿Cómo explicarlo? La curiosa explicación de Bruno Pacheco, secretario presidencial, fue que eran parte de los ahorros de su sueldo, $6200 dólares mensuales, es decir algo de 25 mil soles. Eso quiere decir que el funcionario apenas si gastaba en temas personales; e inusualmente, en vez de llevar sus ahorros a un banco o a su casa los escondió en el baño.

Las duras críticas no se han hecho esperar, especialmente por los detractores y la oposición del Gobierno de Pedro Castillo, es decir los congresistas de partidos como el de Fuerza Popular, quienes están pidiéndole a la Premier que se pronuncie sobre lo que acontece con los funcionarios más cercanos al presidente y sobre este caso en especial. Sin embargo, otra de las críticas es que la Fiscalía solo les haya tomado fotos a los billetes, pero no hayan sido incautados.

Más allá de si hizo o no hizo lo correcto la Fiscalía, acá el tema es que siguen los escándalos con la gente allegada de Castillo, lo que practicamente confirma que no ha habido ningún tipo de filtro, ni evaluación de personas a la hora de encargar las distintas funciones de Gobierno. Prácticamente una manera improvisada y que solo ha obedecido a una afinidad política, de amiguismos y compadrazgos o a la típica necesidad de devolver favores.

Lo peor es que cada vez hay más ‘metidas de pata’, escándalos y destapes de cada uno de los personajes ligados al Gobierno, mientras que el presidente se queda mudo, no hay ningún mea culpa ni una crítica hacia quienes dañan la imagen de su gestión, esto descalifica su capacidad de gobernante y sobre todo de liderazgo que debería tener como Presidente del Perú.

Karina Miranda

Karina Miranda