Para el día de hoy el Consejo de Ministros definirá el primer decreto que marque los plazos de los comicios para el nuevo congreso de la República y para el cual todos los partidos políticos están obligados a inscribirse.

Sin embargo, el panorama se presenta poco alentador para quienes estamos en el lugar de los electores, pues como es de suponer la mayoría de candidatos prefieren prepararse para lo que serán las elecciones del 2021, y es que para nadie es conveniente ‘quemarse’ solo por un año en el parlamento.

Además de que en un año poco o nada se puede avanzar, para quienes quieren llegar al Congreso únicamente por la curul, por el sueldo o los beneficios, definitivamente un año, le quedará bastante corto.

Lamentablemente, pareciera que el panorama se pinta bastante complicado pues lo más probable es que los partidos o agrupaciones improvisen con candidatos de poca experiencia política o personajes poco preparados a nivel profesional, con lo cual tendremos que pensar muy bien nuestro voto antes de emitirlo.

Lo que preocupa realmente es cuál será la producción del nuevo Congreso en un año y sobre todo teniendo en cuenta la situación en el país. Ahora el presidente Vizcarra se ha podido quitar una piedra del zapato, pero nos ha dejado la tarea más complicada a quienes debemos tomar nuevamente la decisión de poner en el Parlamento a 130 nuevos representantes de las distintas regiones.

Esperemos que la cura no sea peor que la enfermedad y que con el poco tiempo que les queda, los partidos asuman su función, pensando siempre en favor de los intereses del pueblo, y haciéndose responsables de su gran tarea que es formar y seleccionar representantes idóneos tanto profesional como moralmente.

Karina Miranda

Karina Miranda