Definitivamente Piura vive pagando continuamente los errores de elección en cada uno de los procesos tanto regionales como municipales que se han dado en los últimos años. En este caso específico nos limitaremos al tema del Gobierno Regional, donde mañana, el gobernador actual, Servando García, cumple sus primeros 100 días de gestión.

Sin embargo, y aunque aún no sabemos cuál será la línea de su discurso, sobre estos primeros tres meses, esperamos que haya -a diferencia de otras autoridades- un poco de humildad para reconocer que ha tenido errores y serios, que le están costando y le están pasando factura sobre todo en el avance de la Reconstrucción, la cual sigue a paso extra lento.

Cambios en su equipo y mayor concertación es lo que ha pedido la mayoría de los dirigentes y especialistas de la región.

Por lo tanto, el reto de Servando García tras sus primeros 100 días, será decidir si sigue apostando por la gente que lo apoyó en campaña y mantener en las jefaturas a algunos funcionarios que solo le han generado retrasos, o desligarse de aquellos que ahora solo son una carga muy pesada la cual no lo deja avanzar.

Se sabe también que el desligarse de sus máximos financistas podría costarle caro, pues podrían convertirse en sus peores enemigos y destruirlo políticamente; sin embargo, aquí deberá pensarlo muy bien, pues primero están los intereses de la región a sus aspiraciones políticas, si es que las tuviera. Además, nada mejor que una buena gestión como respaldo si desea lanzarse a otro cargo político más adelante.

Karina Miranda

Karina Miranda