La semana que pasó, el debate estuvo centrado en los cobros irregulares de viáticos de seis congresistas correspondientes a la famosa llamada ‘semana congresal’, sí esa semana donde dizque los padres de la patria viajan hasta sus regiones para reunirse con autoridades locales y escuchar las ya harta conocidas centenares de necesidades de la población.

Que se sepa, en el caso de nuestra región, hasta ahora la ‘semana congresal’ de nuestros parlamentarios no ha sido muy fructífera; si comenzamos a enumerar lo que han logrado gestionar en beneficio de la región, difícilmente podremos dar con uno solo.

Según cifras oficiales, los gastos por viajes, nacionales e internacionales, en lo que va de este periodo parlamentario ascienden a S/7’586.834. El monto se ha elevado en 25% si lo comparamos con el mismo período de tiempo del Congreso pasado (2011-2013). Es decir , nuestros padres siguen gastando a manos llenas, cuando la mayoría de familias si apenas puede sobrevivir con un sueldo básico.

Pero no solo eso, si evalúamos qué han hecho por las miles de familias afectadas por la inundación del río Piura y las lluvias del Niño Costero en toda la región; tampoco vamos a encontrar nada a su favor. El Congreso para lo único que sirve es para dar espectáculos denigrantes y verse envuelto en denuncias por diversos delitos. ¿Qué podemos hacer con este Congreso? Tal parece que nada, pero lo que sí debemos es no equivocarnos.

Karina Miranda

Karina Miranda