El Senamhi ha advertido que las lluvias continuarán en nuestra región con lo cual se han encendido las alarmas por la probable proliferación de zancudos, que podría conllevar a un brote de enfermedades, entre ellas el dengue, que en el año 2017 ya ha matado a 42 personas y a la fecha ya se han reportado 50 casos sospechosos así como seis de chikungunya.

La preocupación aún es mayor debido a que el sector Salud no dispone de recursos suficientes para combatir un posible brote del vector transmisor del dengue en caso de propagarse rápidamente en nuestra región.

El director de Intervención Sanitaria de la Diresa, Eduardo Álvarez, ha señalado que apenas podrán contratar a 60 inspectores de Salud para que realicen las intervenciones de control vectorial, para lo cual contarán con un presupuesto de 88 mil soles.

El funcionario ha advertido que solo disponen de una partida de un millón 400 mil soles para combatir las enfermedades metaxénicas; en tanto, la partida para el pago de planillas y otros conceptos burocráticos supera los tres millones de soles.

Así que es hora que nuestras autoridades exijan los recursos suficientes al Ministerio de Salud para tomar las medidas preventivas a favor de la población, y no esperen que se desate una epidemia, como la registrada en años anteriores, para recién demandar presupuesto bajo las ya conocidas declaratorias de emergencia.

En tanto, la población también tiene una gran responsabilidad de almacenar agua en depósitos limpios y tapados, más ahora con las constantes restricciones del servicio de agua potable.

Karina Miranda

Karina Miranda