Para el lunes 13, los agricultores de la región saldrán a las calles para protestar por la incapacidad del Gobierno en sus tres niveles, respecto a la ejecución de las obras de Reconstrucción, especialmente enfocadas en el sector. Sin embargo, ya todos sabemos que el paro es a nivel nacional, y el pliego es otro que incluye temas como el Banco Agrario, Restructuración del Ministerio de Agricultura, atender compras de las instituciones con productos locales, entre otras.

Pese a ello, es válido que los hombres de campo quieran salir a protestar, acción que deberíamos replicar todos los piuranos, por la falta de obras o la lentitud con la que se manejan proyectos de reconstrucción y otros tan importantes y urgentes como el de los hospitales, por ejemplo.

Es lamentable, que la agricultura, siendo una de las principales actividades en el país, no tenga la atención y el presupuesto necesario para reflotarla. Pese a los problemas y deficiencias este año hubo una mayor actividad que impulsó el crecimiento del sector agropecuario en 5.3 %; si esto pasa en un momento en que la economía y las condiciones no son las mejores, ¿qué pasaría si el Gobierno implementara las políticas públicas necesarias para impulsar esta actividad?

Esperemos que tras el paro y sobre todo, con el Pleno Nacional Agrario que ha propuesto el presidente del Congreso para junio, se logre llegar a algunos consensos que permitan impulsar esta actividad y mejorar las condiciones de vida de miles de agricultores, a través de la ejecución y mejora de la infraestructura.

Karina Miranda

Karina Miranda