Son parte del personal de confianza del gobernador, y alcaldes municipales, llegaron con las nuevas gestiones e inmediatamente se acomodaron en sus oficinas, es más antes de ser designados con sus respectivas resoluciones ya sabían cuál iba a ser su cargo y su oficina. Lamentablemente, lo más importante, el perfil idóneo de los funcionarios eso es lo último que se tuvo en cuenta.

“…y de permanecer estas personas en sus cargos, gracias a sus padrinazgos o a la tan manoseada ‘confianza’ entonces estaría de más que se trabaje en base a manuales como el MOF”.

Es increíble y lamentable a la vez que en varias, por no decir todas las municipalidades existan más de una decena de funcionarios que no cumplen con los perfiles establecidos por el Manual de Organizaciones y Funciones, lo cual indica la falta de un equipo técnico apropiado para la cobertura de cargos.

Esto a su vez representa una improvisación criticable desde cualquier punto de vista por parte de los líderes de las listas ganadoras. Sechura, con 12 funcionarios de confianza que no cumplen el perfil, Paita tiene 18, el Gobierno Regional hasta 19, y así sucesivamente en cada una de las comunas.

De continuar la lista y de permanecer estas personas en sus cargos, gracias a sus padrinazgos o a la tan manoseada ‘confianza’ entonces estaría de más que se trabaje en base a manuales como el del MOF, lo cual indica una irregularidad tremenda y sobre todo abre las puertas a una serie de errores, estancamientos, malos manejos y poca eficiencia y funcionalidad en las áreas donde estas personas han sido designadas.

Esperemos que Contraloría continúe con su labor de investigar estas malas designaciones, pero que sobre todo, sus recomendaciones sean bien recibidas por los titulares de cada una de las entidades regionales y municipales observadas.

Karina Miranda

Karina Miranda