Consciente de que los piuranos ya no creen más en las promesas de los ministerios y que el Bajo Piura alista un paro de protesta por la demora en las obras de la reconstrucción, ayer el premier Salvador del Solar pidió paciencia a la población asegurando que de todas maneras impulsarán las obras que tanto está esperando la región de la mano del gobernador regional, alcaldes y del nuevo director ejecutivo de la ARCC.

Esto esperamos todos por el bien de nuestra región porque los piuranos ya estamos cansados de promesas, palabras bonitas, visitas del Presidente Martín Vizcarra y sus ministros, y del anuncio de millones y más millones cuando la realidad es que por la ineficiencia del sector público aún no pueden concretarse las esperadas obras de la reconstrucción.

En ese sentido, los piuranos exigen a las autoridades del gobierno central que se pongan las pilas. No es posible que actúen o den muestras de querer impulsar los proyectos solo cuando la población amenaza con medidas radicales.

Ya ha pasado dos años desde el trágico día del desborde del río Piura y no es posible que a la fecha no se hayan reforzado diques, reconstruido colegios y centros de salud, y que decenas de damnificados, que fueron reubicados en el kilómetro 980, todavía sigan viviendo en condiciones deplorables rodeados de pestilentes silos que ya no dan para más, y donde la falta de docentes pone en riesgo la educación de los estudiantes.

Así que por el bien de todos esperemos que las obras empiecen a ejecutarse y no esperen que se concrete un paro para recién pisar el ‘acelerador’ de la reconstrucción.

Karina Miranda

Karina Miranda