A más de cinco meses de la pandemia que sigue cobrando vidas en el mundo y en el país; son miles las personas que padecen de alguna enfermedad crónica u oncológica que hasta ahora no han podido llevar a tiempo su tratamiento, debido a que los hospitales tanto del Minsa como de EsSalud se han visto copados por pacientes contagiados de COVID-19. Muchos incluso han perdido la vida al no haber recibido su tratamiento en forma oportuna.

“Pero para ello también se debe garantizar a los médicos y personal asistencial como enfermeras y obstetras que cuenten con sus equipos de protección personal, pues en toda la pandemia ese ha sido el principal reclamo”

De ahí que lo anunciado ayer por el presidente Martín Vizcarra, de que los hospitales retomarán esa atención, resulta más que es saludable, pues no se puede seguir dejando abandonados a su suerte a estos miles de pacientes, muchos de los cuales han perdido la vida al no haber podido acceder a sus tratamientos a tiempo.

Pero para ello también se debe garantizar a los médicos y personal asistencial como enfermeras y obstetras que cuenten con sus equipos de protección personal, pues en toda la pandemia ese ha sido el principal reclamo de los profesionales de la salud.

Igualmente se tenga los medicamentos, pues de nada servirá retomar la atención si los hospitales no están abastecidos para una buena atención médica.

Igualmente que se refuercen los establecimientos de primer nivel, los mismos que si hubieran estado bien implementados y con su personal bien capacitado, se habría logrado contener la epidemia y los hospitales no estarían colapsados con tantos pacientes COVID.

En el caso de Piura, urge que no solo se atienda a los establecimientos del primer nivel, sino que se siga con el proceso para la construcción del hospital de alta complejidad que Piura espera por años.

Karina Miranda

Karina Miranda