La Municipalidad Provincial de Piura, a través de la Oficina de Fiscalización, ha iniciado una enérgica campaña de supervisión en los locales comerciales de la ciudad para garantizar la seguridad e integridad de miles de personas que acuden a estos lugares, más ahora que se aproximan las fiestas de fin de año.

Primero iniciaron la campaña en algunos centros comerciales, galerías y tiendas y ahora último han centrado la fiscalización en los mercados de Piura, donde solo dos cuentan con el certificado de Defensa Civil, como es el caso de la Plataforma Juan Velasco Alvarado (PJVA) y el Mercado de Telas.

Días atrás la jefa de esta área, Arq. Verónica Cumpa, señaló que el objetivo de estos operativos sería el de verificar las condiciones en que funcionan y así garantizar su funcionamiento en bienestar de la población.

Hasta ahí todos de acuerdo, pero muchos se preguntan ¿y por qué la fiscalización no llega a los mercados zonales o al Mercado Minorista Las Capullanas, de propiedad municipal?, pues al igual que otros locales aquí también se deben dar las garantías a los piuranos.

Así que no caería nada mal que Defensa Civil se dé una vueltita por estos locales que concentran afluencia de público y también disponga los correctivos del caso.

El Palacio Municipal no debe escapar tampoco de esta inspección, pues basta recorrer sus diferentes niveles para darse cuenta que carecen de un sistema contraincendio, los ambientes están obstruidos por escritorios, armarios y otros útiles de oficina que no hacen más que poner en riesgo a los mismos trabajadores en caso de una emergencia.

Así que como dicen, el ejemplo debe empezar por casa.

Karina Miranda

Karina Miranda