La Navidad no será lo mismo para todos, sobre todo para quienes por estas fechas han padecido por la violenta muerte de sus seres queridos, y no hablamos solo de aquellos que han perdido la vida en algún accidente, sino sobre todo de quienes han sido víctimas de los salvajes y despiadados ataques de sicarios, quienes han disparado a matar a sus víctimas y han enlutado familias enteras.

Solo en 24 horas, cuatro familias han sido víctimas de la ferocidad de estos asesinos a sueldo, quienes no escatiman en nada, y de manera despiadada le roban la vida a un ser humano.

Sea por venganza, ajuste de cuentas o el móvil que sea, existe un desenfreno brutal en esta ola de crímenes que justo se está dando a fines de este año y ahora no solo en bares, sino en plena vía o hasta dentro de una vivienda como el perpetrado en Catacaos, donde un joven prestamista fue víctima mortal de un delincuente.

Ante esto: ¿Qué hará la Policía? Las familias exigen justicia y hasta algunos lanzan nombres de aquellos que hasta hace poco se consideraban sus enemigos y se atrevieron incluso a amenazar a quienes hoy yacen bajo tierra.

La Policía tiene entonces un trabajo arduo y complicado, pues a la fecha son más de 60 crímenes, en los cuales si bien se han determinado los móviles, no se ha capturado a los culpables.

Y eso es lo que exige la población que los sicarios y hasta los cómplices, como el caso de las dos mujeres que habrían centrado a los amigos en el bar, se les ubique y se les procese como corresponde.

¡Ya basta de tanto crimen y tanto derramamiento de sangre! ¿Quién para esta barbarie?.

Karina Miranda

Karina Miranda