Un nuevo jefe ha llegado a la Divincri, el Cmdte. Walter Castro, quien además tiene una amplia experiencia en la lucha frontal contra la investigación.

A diferencia de otros altos mandos, el comandante ha reconocido que existe el sicariato en la región y que en aquellas zonas donde son recurrentes los crímenes, es evidente que las balas de los sicarios están haciendo de las suyas, apagando vidas y enlutando familias.

Castilla, Barrio Sur, Sullana, Las Lomas, entre otras zonas se caracterizan por el peligro e inseguridad que se vive en las calles y los constantes crímenes que se han desatado en los últimos meses, por lo tanto es ahí donde deberá incidir Walter Castro.

Sin embargo, existe un punto bastante complicado y es el de los clanes familiares ubicados en zonas como Castilla o el Barrio Sur, que pugnan por la hegemonía en la venta de drogas, o cupos.

El jefe de la Divincri ha pedido a los piuranos que brinden información sobre estos delincuentes; lamentablemente, existen malos policías que están coludidos con estas agrupaciones delictivas, lo que hace que muchos de los vecinos prefieran callar que filtrar información, pues saben que podría terminar siendo su pasaporte a la muerte, si es que algún efectivo cómplice de estas bandas se entera.

Por lo tanto, el nuevo jefe de la Divincri tiene una tarea bastante complicada, pues para librar a la región de tantos criminales, deberá primero limpiar a la Policía como institución, de malos efectivos que se coluden con bandas, mafias y redes delictivas; de lo contrario, ningún piurano querrá colaborar con la detención o captura de alguno de los culpables de los más de 62 crímenes ejecutados este año 2019.

El pueblo, ya no quiere más muertes, pero desconfían de la institución que debería protegerlos, he ahí el problema.

Karina Miranda

Karina Miranda