Si bien aún es muy prematuro hablar de la posibilidad de un fenómeno de El Niño, la alerta dada por investigadores israelíes y alemanes de una posible ocurrencia en la región del Pacífico a fines del 2020 debe encender las alertas de las autoridades para acelerar la elaboración de los expedientes para la ejecución de las obras en aras de que no se vuelva a repetir la tragedia de 2017, donde hasta la fecha es muy poco lo que se ha avanzado en las obras de reconstrucción.

No es posible que con una ligera lluvia registrada días atrás los vecinos del barrio sur, sobre todo del sector 18 de Mayo, sigan padeciendo por las aguas estancadas mezcladas con desagües y donde hasta la fecha las autoridades no han dado una solución al problema, de ahí que los vecinos amenazan con bloqueos y otras medidas de fuerza para ser escuchados.

Si con problemas mínimos no hay soluciones qué nos esperará más adelante en caso de registrarse lluvias fuertes. Así que esperemos que las autoridades aceleren los trabajos de prevención, se gestionen sistemas de drenaje en obras que colapsaron hace poco, como las avenidas Chulucanas y José Aguilar Santisteban, entre otras más, y la población no sea perjudicada.

De igual forma el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) debe agilizar las transferencias a los municipios locales para la ejecución de los proyectos ya aprobados por la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios (ARCC). Esperamos celeridad en los trabajos y que una vez más la burocracia no siga entrampando los proyectos.

Karina Miranda

Karina Miranda