Las nefastas consecuencias de la inoperancia y la incapacidad están más que a la vista.

Más de 20 días sin el líquido elemento no solo para el consumo humano de miles de familias, sino también para la agricultura de toda la región, un sector que al olvido de siempre, ahora tiene que asumir el costo de un gobernador regional que lo único que hasta ahora ha demostrado es que nunca tuvo un plan de gobierno, ni mucho menos un equipo técnico.

Por tanto, ahora estamos pagando ese alto costo y el cual de ninguna manera debemos aceptar más, pero además en este caso específico de lo sucedido con el mantenimiento y reparación del canal Daniel Escobar que ha sacado a relucir el mal manejo del Proyecto Especial Chira Piura (PECHP), no solo se debe exigir que se investigue, sino que se sancione drásticamente a los responsables.

Y es que lo que se ha cometido ha sido un atentado a la salud pública, y se ha afectado a una de las actividades principales de la región que definitivamente tiene que ser indemnizada porque se ha puesto en riesgo el sustento de miles de familias.

Son pérdidas millonarias que con cambiar al gerente general del PECHP no basta ni se soluciona.

Y, en este sentido, el llamado al Ministerio Público para que actúe de oficio ante el grave daño causado y que de ninguna manera se puede seguir pasando por alto.

Y que el Gobierno Regional no puede seguir siendo visto como un botín donde el único mérito para ocupar un cargo de funcionario es ser del partido de la gestión actual.

Karina Miranda

Karina Miranda