Esto de las elecciones del ‘Congreso chiquito’ como muchos le llaman por el tiempo que tendrá en ejercicio, ha generado una serie de sorpresas en los peruanos.

Pero también, ha generado un montón de interrogantes con respecto al papel que desempeñarán algunos padres de la patria en relación con Martín Vizcarra y su Ejecutivo.

Uno de los virtuales congresistas que desata más expectativas, es Daniel Urresti, quien hasta el momento es el más votado de todos, basando su éxito en una campaña dirigida netamente en redes sociales.

Y es que, Urresti, quien se desempeñó como Ministro del Interior durante la gestión de Ollanta Humala, si bien es cierto ha resultado ser uno de los preferidos, el sustento para que haya llegado tan alto, no es muy estable y firme como parece.

Si analizamos, el exministro basa sus preferencias en un discurso estricto contra la inseguridad, pero que en la práctica no le dio muchos resultados.

Al menos, durante su periplo como titular de la cartera del Interior la inseguridad siguió creciendo y por el contrario, tuvo que enfrentar varios cuestionamientos por diferentes hechos como el de Pichanaki, donde murió un estudiante de 25 años, el curioso hecho donde anuncia la incautación de 400 Kg. de Pasta Básica de Cocaína y al final resultó que gran parte de este cargamento era de yeso.

O los enfrentamientos con mineros ilegales, quienes lo acusaron de abuso de poder por perjudicar concesiones en vías de formalización.

Definitivamente, ahora Urresti, así como otros parlamentarios les tocará demostrar en la práctica lo que tanto pregonan, pues es muy fácil tomar un micro y lanzar el discurso, o montar una campaña de ataques, en la misma melodía que al pueblo o alos cibernautas les gusta, a hacer una buena gestión y gran labor a nivel parlamentario.

Karina Miranda

Karina Miranda