Qué clase de conductores son los que hoy en día circulan por las vías. La irresponsabilidad y la falta de conciencia está llegando a un punto, en que la vida ha quedado relegada a la mínima expresión. La semana pasada un bus cargado de pasajeros, tuvo una volcadura en la carretera Piura – Chiclayo, perdiéndose absurdamente la vida de tres personas. Tras hacer las diligencias del caso, se consignó que el chofer había muerto y que no tendría licencia de conducir vigente.

Sin embargo, tras una semana del trágico siniestro, sale a la luz -por versión de uno de los choferes responsables- que el conductor del bus no murió en dicho accidente, y que quien conducía en ese momento el vehículo era un ayudante, quien ahora aparece en la lista de pasajeros. Según el copiloto del bus, este trabajador no es otra cosa que un señor encargado de cargar los maletines y bultos que transportan los pasajeros, y que al parecer el otro chofer responsable, fue quien le dio el timón , debido a que el copiloto se había retirado a dormir, pues ya había concluido su turno. Pese a ello, para el Poder Judicial, el copiloto es el único culpable y ya le dictaron 7 meses de prisión preventiva.

La pregunta de fondo es: ¿Cómo es que un chofer de una línea de transporte pone en las manos de una persona sin experiencia la vida de tantos seres humanos. Cómo es que una empresa tiene entre sus filas a conductores tan irresponsables y poco profesionales? Hay tres vidas por las cuales responder, así que esperamos que no solo los conductores y el ayudante asuman su responsabilidad, sino que también la empresa responda. Y al Poder Judicial y Fiscales investigar a fondo y sancionar como se debe para que este tipo de irresponsabilidades no se repitan.

Karina Miranda

Karina Miranda