El nuevo director regional de Educación acaba de prometer lo que todos prometen cuando llegan a la función pública,pero casi ninguno cumple a cabalidad.

Nos referimos a la lucha contra la corrupción, esa frase que repiten también hasta el cansancio candidatos y hasta el propio presidente de la República.

Sin embargo, del dicho al hecho, hay mucho trecho como dice el dicho, y ejemplos tenemos a montones.

Sin embargo, el sector Educación, es un sector clave, pero donde la corrupción es bastante grave, y no de ahora sino de años.

No es un secreto a voces que todavía se sigue ‘comercializando’ con las plazas docentes, pues los procesos no son nada transparentes, y todos los años las denuncias son las mismas de presuntas irregularidades.

Y esto parece ser todo un círculo vicioso que va desde la DREP hasta los propios directores de los colegios que también esconden las plazas para ofrecerlas a sus allegados o al mejor postor emitiendo directivas que tienen nombre propio para favorecer a sus familiares o simpatizantes de la gestión actual.

No se trata entonces de llegar y repetir la trillada frase de “vamos a luchar contra la corrupción”, sino de mostrar con acciones específicas, que realmente se tiene todo el proposito de acabar con ese flagelo que tanto daño le está haciendo al sector y a los miles de niños de la región.

Hagamos la verdadera transformación en la Educación de la que tanto pregona el presidente Martín Vizcarra, pero erradicando de raíz la corrupción.

Karina Miranda

Karina Miranda