Esta ha sido una semana bastante movida; primero, el presidente Pedro Castillo se salvó de la vacancia, y ayer estuvo por Piura, mientras el Congreso debatía la moción de censura a su cuestionado ministro de salud que finalmente terminó censurado, con lo cual se convirtió en el segundo ministro ‘desaforado’ en ocho meses de gestión de este gobierno.

La medida, como era de esperarse, fue bien acogida por quienes desde el inicio cuestionaron su designación, y ahora esperan que el presidente Castillo coloque al frente de este importante sector a un profesional idóneo y no se permita que el señor Cerrón siga teniendo ingerencia, pues ya bastante nos ha costado tener a un ministro como Condori que lo único que ha hecho es retrasar más la vacunación en todo el país.

El presidente tiene que entender que solo teniendo los mejores cuadros en los ministerios se va a lograr salir del hoyo en el que estamos, con una serie de conflictos sociales como el paro de los transportistas de carga pesada que ya lleva 5 días afectando seriamente la canasta familiar de todos los peruanos, pero que el presidente Castillo parece minimizar, debido a su pésimo manejo del gobierno.

El Ejecutivo no puede seguir ignorando todos los conflictos sociales y la situación que vive el país con una inseguridad total; si realmente quiere ser el gobierno del pueblo tiene que escuchar el clamor de ese pueblo que ya no soporta tanta ineptitud; necesitamos de políticas y programas de gobierno que atiendan a las necesidades reales del país.

Karina Miranda

Karina Miranda