Pedro Castillo debe estar entre la espada y la pared. O querer tapar el sol con un dedo, lo cual sería realmente catastrófico, y un punto menos en su alicaída aprobación o hacer mención a todos los sucesos por los que su Gobierno se encuentra en tela de juicio.


“Por otro lado, en el caso de los piuranos no hay muchas expectativas, aunque últimamente en vez de asignarnos presupuesto, nos quitaron…”


Y es que existen algunos temas que no debería obviar en el Mensaje a la Nación que dará hoy 28 de julio. Uno de ellos es por ejemplo las acusaciones de corrupción que existen contra su gobierno, sobre todo después de que Bruno Pacheco se entregara y comenzara a dar declaraciones que comprometerían al mandatario.

Por otro lado, y como lo han señalado los analistas políticos, también está el debate del adelanto de elecciones, para muchos especialistas lo mejor que podría hacer Castillo teniendo en cuenta la coyuntura política es anunciar que el proceso electoral se adelantará, esto sería como una salida constitucional a tantos líos y a esta crisis política que nos agobia. Evidentemente no es algo que sea del agrado de Castillo, pero en las circunstancias en que se encuentra y en que ha sumergido al país, lo más digno y beneficioso para todos sería elegir un nuevo Gobierno.

Algunos peruanos aún tienen la esperanza de que el Presidente lo haga hoy, sobre todo después de señalar, tanto él como Aníbal Torres que el discurso de 28 de julio sería sorpresivo. Lo que no dijeron es qué tipo de sorpresa. Por otro lado, en el caso de los piuranos no hay muchas expectativas, sí esperan que se acuerde de la región, aunque últimamente en vez de asignarnos presupuesto nos quitaron, caso específico el del Hospital de Alta Complejidad. A esperar entonces el mediodía, y que todo sea para bien. ¡Felices Fiestas Patrias!

Karina Miranda

Karina Miranda