Siguen pasando los meses y la Municipalidad Provincial de Piura sigue esperando el apoyo de la Policía para erradicar a los cientos de ambulantes que siguen apostados en las vías públicas del Complejo de Mercados, como la Av. Blas de Atienza y los jirones B, 2, San Lorenzo, Gonzalo Farfán, entre otros.

En mayo pasado, en una reunión con el alcalde, Juan José Díaz Dios, y donde asistieron los directivos de las asociaciones de los mercados formales, el jefe de la Macro Región Policial, Gral. PNP Edward Espinoza, aseguró que de todas maneras apoyarían con los operativos para recuperar los espacios públicos.

Al parecer el tiempo se ha paralizado para la Policía porque desde esa fecha a la actualidad, los ambulantes se siguen imponiendo sobre la autoridad, fomentan el caos y el desorden y por si fuera poco la inseguridad ya que el mismo alcalde ha reconocido en diferentes oportunidades que nuevamente se ha puesto a la venta celulares robados a escasos metros de la Comisaría de Piura.

El 30 de agosto, el jefe policial nuevamente aseguró que hay disposición de apoyar a la comuna piurana para recuperar los espacios públicos. Alegó que durante las madrugadas estaban haciendo operativos de inteligencia y pronto habría resultados; sin embargo, lo cierto es que las cosas siguen de mal en peor en el principal emporio comercial de Piura.

Esperemos que la Policía actué con rigor y la informalidad no se siga desbordando, más cuando en los próximos días se pondrá en marcha la construcción de la Av. Blas de Atienza, para lo cual se ha previsto el cierre durante un plazo de tres meses. Así que esperamos resultados.


Síguenos en nuestras redes sociales:


 

Karina Miranda

Karina Miranda