Realmente el Complejo de Mercados de Piura se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para todos los piuranos.

El caos ya ha desbordado, y lo peor de todo es que todo este desorden se encuentra dentro del complejo, dentro de las cercas que prácticamente parecen haber encerrado la informalidad, delincuencia, y hasta extorsiones, etc.

Lo bueno, es que así como lo indica uno de los dirigentes del Emporio Comercial de Gamarra, el Gobierno y autoridades tienen la obligación de apoyar con políticas públicas y con hacer cumplir esas reglas, pero quienes deben organizarse, trazando sus metas y fines, son los mismos comerciantes.

El representante del emporio comercial de Gamarra y quien se encuentra en Piura con la finalidad de llegar a un acuerdo con los algodoneros, fue también informal, vendía como ambulante, y hoy en día se ha convertido en un empresario. Pero, como él señala antes un desalojo empujaba al ambulante a formalizarse, era como una motivación, hoy en día los ambulantes fomentan las mafias y la corrupción.

Es por ello que resulta importante también que se revisen las normas, que se abrevien los trámites de formalización y se hagan menos costosos. Y por otro lado, las autoridades también deben cumplir su parte, lamentablemente ya vimos que algunos aspirantes al sillón ya empeñaron su palabra con los ambulantes, asegurando que los dejarán en las vías públicas generando el caos, hasta que les construyan los 5 mercados que se han comprometido a ejecutar. Es decir más de un mercado por año de gestión, más populismo no podemos ver en esta campaña.

 


Síguenos en nuestras redes sociales: