Probablemente si la desconfianza se pusiera como una de las alternativas en las encuestas que hoy en día abundan hasta por las redes sociales, esta se llevaría el más alto porcentaje y sería sin lugar a dudas una candidata fija para la segunda vuelta.

Y, es que lamentablemente estamos pasando por un momento de muy poca credibilidad para con los aspirantes al sillón, tanto regional, como para los municipales.

“Primero, porque cuando están en campaña los candidatos apelan mucho al populismo…”

En ese contexto, el presidente de la Cámara de Comercio, así como la Mesa de Lucha contra la Pobreza han expresado que sería importante que se planteara la posibilidad de vacar al candidato que llegando a ser autoridad se olvida de su plan de gobierno y de todas las promesas que hizo en campaña.

El tema es debatible, pero en primer lugar hay que dejar en claro que la figura normativamente o legalmente no existe, salvo que el Congreso la impulse en los próximos meses, teniendo en cuenta que ya existe una propuesta de estas a nivel parlamentario. Sin embargo, si esta llegara a prosperar, tendrían que detallarse muy bien las condiciones en las cuales se podría vacar a la autoridad, y bajo qué premisas.

Primero, porque cuando están en campaña los candidatos apelan mucho al populismo lanzando promesas que si las analizamos, mejor sería que se quedaran como eso ‘solo promesas’. Y segundo, algunos planes de gobierno son jalados de los cabellos, en todo caso hablemos de un plan concertado donde no solo la autoridad o su partido político hayan tenido injerencia, hablemos de un bien común donde no existan camisetas políticas. En todo caso, solo estamos hablando de probabilidades, pero el trasfondo es interesante.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Karina Miranda

Karina Miranda