El director ejecutivo de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios ha asegurado que a fines de este año se adjudicarán cinco colegios que se encontraban en stand by, mientras que otros 10 se encuentran en marcha.

Pero más allá de que la noticia parezca buena, lo que realmente preocupa es la lentitud con la cual se han trabajado las obras de reconstrucción, y por lo cual, en el caso del sector Educación, varios alumnos han tenido que seguir desde la virtualidad escuchando clases, porque no contaban con las aulas físicas construidas o acondicionadas.

La fase más complicada de la pandemia acabó desde hace casi un año, se levantó la Emergencia, se eliminaron los protocolos y hasta el uso obligatorio de la mascarilla, pero aún así los alumnos de estos colegios no han podido llevar sus clases de manera normal. Y es lamentable, porque el nivel de enseñanza, al menos en los colegios públicos, a través de internet es bastante deficiente, sobre todo porque algunas familias no cuentan con el presupuesto necesario para pagar una línea postpago de internet, o para recargar sus celulares; y en otros casos porque la situación económica es tan mala que algunos padres han decidido poner a trabajar a sus menores hijos.

La promesa ahora de la ARCC, es que estas infraestructuras ‘podrían estar listas’ para el primer trimestre del año, es decir ni siquiera se asegura que los niños puedan retornar a sus aulas en marzo o abril como todos. Esperamos de todas maneras, que Robert López, director ejecutivo de la ARCC, ponga su mejor esfuerzo y presione a las empresas constructoras encargadas de las obras para que no hayan más retrasos, porque esto va en perjuicio de la educación en la región Piura.


Síguenos en nuestras redes sociales: