El paro de pescadores y transportistas inició con fuerza el martes 22 en el puerto de Paita, donde el día de ayer, afortunadamente los bloqueos se levantaron y los ciudadanos y conductores pudieron desplazarse con total normalidad.

Sin embargo, el problema de los bloqueos, más allá de no ser una medida aceptable por las consecuencias que genera y porque finalmente quien más resulta afectado es el pueblo y no el gobierno, también muestra en el máximo ‘esplendor’ la informalidad que existe en el transporte, y lo que no se entiende es cómo las autoridades e instituciones competentes para luchar contra este tipo de problemas no se aparece en momentos claves.


LEE TAMBIÉN ► Bono Yanapay 700 consulta con DNI 2022: ¿Se puede cobrar hoy?


Todos sabemos que en cada paro que anuncian pescadores, agricultores o transportistas, los informales salen a vaciar los bolsillos de la gente que tiene una necesidad urgente de transportarse de un lugar a otro.

Sin embargo, y aunque esto es prácticamente algo muy usual; Transportes, la Policía, Fiscalización de la comuna de la jurisdicción no se unen y hacen megaoperativos para ver cuántos de estos malos conductores circulan sin brevete, sin Soat, sin todos los documentos de ley.

Y sí, probablemente a la gente no le guste que le pongan zancadilla a los únicos vehículos que se atreven a sacarle la vuelta a los manifestantes; sin embargo, pagar hasta 50 soles por un pasaje de Paita-Piura es casi un asalto, y mucho más en vehículos que ni siquiera prestan las garantías necesarias para cuidar y proteger la integridad de los piuranos.

Así es que piénselo dos veces, antes de apoyar abusos por parte de personas que ni siquiera gastan un sol en mantener a salvo la vida de sus pasajeros.


Síguenos en nuestras redes sociales:

Karina Miranda

Karina Miranda