Apenas la gente comienza a dejar de estar tenso por la caída de los casos de Covid por la quinta ola, cuando el Colegio Médico ya comienza a alertar sobre una próxima epidemia a manos del zancudo transmisor del dengue.

“Ahora, con un posible brote de dengue y las anunciadas lluvias por Senamhi, la situación podría complicarse…”

Lo peor de todo es que instan y exhortan a las familias a mantener sus depósitos con agua tapados y bien protegidos, recomendaciones que más suenan a burla, cuando en Piura, una gran cantidad de sectores se encuentran sin servicio de agua potable, mientras que la otra mitad padece por la inmundicia y la pestilencia que generan los drenes colapsados por los desagües y la basura.

Esa es la realidad que viven los piuranos por el descuido y la ineficiencia. Por un lado, la indiferencia de sus autoridades; y por el otro lado, la irresponsabilidad de las instituciones que deberían estar preocupadas por solucionar la problemática de los vecinos, pero sin embargo de lo que más se preocupan es de exigir sus demandas laborales y hacer respetar sus días feriados y festivos, aún sabiendo que su labor no es lo totalmente óptima como para dormirse en sus laureles.

Ahora, con un posible brote de dengue y las anunciadas lluvias por Senamhi, la situación podría complicarse, sobre todo para aquellos que viven en zonas inundables y que no cuentan con la infraestructura adecuada, ni mucho menos con los servicios de agua y saneamiento tan básicos para tener una vida digna y sin riesgos sanitarios.

Esa es una de las prioridades de nuestros habitantes de la región, ojalá y las nuevas autoridades se tomen su trabajo en serio y trabajen por esta humilde gente, pues son a los primeros a los que suelen recurrir para ganar votos en época de elecciones.


Síguenos en nuestras redes sociales: