La ministra de Vivienda debería estar hoy identificándose con el malestar de miles de piuranos que padecen por el servicio de agua potable. Hania Pérez de Cuéllar, la titular del sector, ha anunciado su llegada para hoy, y es por ello que tanto moradores de Castilla, como de Veintiséis de Octubre, Piura y sobre todo de Los Ejidos se han comprometido a recibirla con baldes vacíos y llevarla a los puntos más críticos de la provincia para que pueda decidir y pronto, la firma de la buena pro para el Proyecto de saneamiento de los 96 Asentamientos Humanos, y también para que pueda tomar decisiones definitivas acerca de la situación por la que atraviesa la EPS. Grau y lo que está ocasionando a los miles de usuarios que día a día tienen que soportar, no solo el mal servicio porque no se cuenta con la presión de agua necesaria, ni tampoco con la cantidad de horas necesarias de servicio para vivir sin problemas, sino también los colapsos de desagües que ponen en grave riesgo a los moradores y a los niños, peor ahora con una alerta de alto riesgo en 26 distritos de Piura.

Señora ministra, Piura no puede seguir soportando esta crisis en el servicio de agua potable, sobre todo siendo un servicio que todo ser humano debería tener para poder disfrutar de su derecho a una vida digna; lamentablemente son muchos los sectores que ni siquiera cuentan con redes de alcantarillado, que tienen que hacer sus necesidades fisiológicas en un silo, vivir entre olores fétidos y exponer su salud, o comprar el agua a sujetos que se aprovechan de la necesidad de las personas.


Lee también ► Editorial: soluciones urgentes


Pero no solo eso, sino que a ellos se suma la gran cantidad de piuranos que pese a pagar un recibo de agua, no cuentan con el servicio las 24 horas del día y ni siquiera la mitad del día. Eso, ministra, no es justo, y es un atropello para los ciudadanos.


Síguenos en nuestras redes sociales: