Camino a la quiebra
agosto 13, 2022
Autor: Actualidad La Hora 2

Compartir:

Si bien la crisis económica afecta a todos; sin lugar a dudas uno de los sectores más golpeados es el de Agricultura. Los hombres de campo no solo han sido sacudidos por los tres procesos de compra de urea que se les ha caído al gobierno; sino también con la falta de agua que los ha puesto en graves aprietos. El problema mayor aun es que no se ven soluciones o una luz de esperanza a esta situación, pues a la fecha el Gobierno de Pedro Castillo no ha logrado concretar la compra de fertilizantes que se comenzó a gestionar desde octubre del año pasado. Es decir, hace 11 meses atrás se intenta comprar un lote de urea que alivie en algo a los agricultores la difícil situación por la que están pasando, pero el caso no avanza.

La primera convocatoria por ejemplo, Agro Rural la declaró desierta a inicios del mes de junio, por no cumplirse con las especificaciones técnicas solicitadas a las empresas postoras por el área usuaria. Pero a la par la Contraloría había advertido riesgos. En ese entonces el 11 de junio se anunció que en julio llegaría el primer lote.

Luego llegó la segunda convocatoria, el 13 de junio se dijo que en 35 días llegaría el primer lote con 40 mil toneladas de urea, pero el 23 de junio se anuló esta segunda licitación, y se anunció que lo más probable es que el primer lote llegara el 4 de agosto. Lo cual no fue así. Por último, llegó la tercera convocatoria, prometiéndose que la llegada del fertilizante sería entre los meses de agosto y setiembre. Y lo último que se supo es que se había decidido descalificar a la empresa ganadora de la buena pro y que la compra se le haría a la tercera empresa finalista de la terna, pese a que era una propuesta más cara.

En medio de todo este ir y venir, de procesos aprobados y empresas descalificadas, lo que menos parece importar es que el tiempo pasa, y en el agro no se puede jugar con los días, porque tienen fechas específicas en el calendario que no les permiten cruzarse de brazos y decirle a sus tierras esperen porque el proceso se cayó. La necesidad de la urea era urgente, y decimos era porque a estas alturas muchos ya no están sumando las ganancias de la cosecha que tendrán, sino las pérdidas que podrían llevarlos a la quiebra. Pues no solo es la úrea la que les ha fallado, el agua tampoco está disponible debido a los trabajos que se realizan en el canal Daniel Escobar y los cultivos comienzan a perderse, la producción a caer y las esperanzas a desvanecerse. Un Gobierno sin reacción ante la crisis y sin alternativas de solución inmediatas es evidente que no está preparado para administrar un país.


Síguenos en nuestras redes sociales:


 

Más populares