Editorial: Buses sin paradas
julio 7, 2020
Autor: Victor Palacios

Compartir:

Los lineamientos del transporte interprovincial ya están listos, su fecha de reinicio está fijado para el 15 de julio y algunos ya se van preparando para abrir sus puertas y ofertar sus pasajes; sin embargo, aún esperan la notificación oficial junto con el protocolo correspondiente.

Sin embargo, la norma ya está establecida y el Gobierno solo le está pidiendo a las empresas que hacen transporte provincial que garanticen la seguridad sanitaria y eviten el contagio del COVID-19, algo que solo lo conseguirán tomando algunas previsiones como separadores verticales entre los asientos de los pasajeros, medir la temperatura de las personas al momento de abordar el bus, y una declaración jurada del viajero indicando que no está infectado del virus.

Pero además de todo eso, hay una prohibición que desde antes de la pandemia ya existía pero que los choferes de los buses hacían oídos sordos con el único objetivo de generar más ingresos, exponiendo así a las personas que trasladaban, y es que no deberán, por ningún motivo recoger pasajeros en el trayecto, una vez que el bus sale de la agencia no se le permite recoger pasajeros a medio camino.

Con ello, no solo se evita que suban personas que podrían estar contagiadas, sino que vayan paradas, en asientos improvisados, en el asiento del copiloto (con lo cual exponen sus vidas) o que sean víctimas de asaltos, que a la larga pueden dejar como resultado alguna persona herida o incluso alguna muerte.

Esperemos que no solo las empresas cumplan con implementar estas recomedaciones o normas, sino que los clientes sean lo suficientemente honestos a la hora de hacer su declaración jurada. De igual forma que las instituciones encargadas tomen el control y supervisión del cumplimiento de este protocolo para garantizar la salud e integridad de los pasajeros.

Más populares