Editorial: ¿Hora de celebrar?
abril 30, 2024
Autor: José Neyra

Compartir:

En vísperas de celebrarse el Día del Trabajo -mañana, 1 de mayo-, la Población Económicamente Activa (PEA) en el Perú tiene poco que celebrar. Y es que el 95,3% que se estima está ocupada (16 millones 500 mil) y tiene trabajo fijo y remunerado, padece por bajos sueldos; otros, de retrasos en sus pagos y beneficios debido a la recesión, y un tercer grupo está en situación de incertidumbre por la reducción de personal, pues hasta la ley no es favorable en este momento al trabajador que puede ser despedido sin mayor trámite.

PUEDES LEER: Editorial: A ningún lado

En el otro extremo, la informalidad gana terreno. A falta de recursos, la población se ha creado su propio trabajo. En este sector no solo están ahora los que son despedidos de sus trabajos, sino también un ejército de adolescentes, personas de la tercera edad y hasta niños que debido a la situación económica salen a las calles a trabajar de manera informal, desafiando incluso la inseguridad existente. A deferencia de quienes hoy aún tienen empleo formal, la informalidad laboral y el empleo informal supone una serie de riesgos y retos porque no existen contratos formales; los trabajadores en este sector no tienen derechos laborales ni seguridad social para ellos y sus familiares que les permite vivir con dignidad.

PUEDES LEER: Piura: Un muerto y varios heridos deja triple choque en la carretera Paita-Sullana

Según la estadística, cuatro de cada 10 trabajadores se encuentran como informales, por tanto, no tienen ningún tipo de protección. Los que sí celebrarán con alegría serán los congresistas que se subieron el sueldo en S/3,383 para “mejorar su función congresal”. Ahora recibirán, casi 30 mil soles mensuales. Una burla para los magros sueldos de los peruanos chamba.

Más populares