Editorial: No hay respeto
junio 8, 2024
Autor: José Neyra
Editorial: No hay respeto

Compartir:

A alguien debe poner orden a ese torrente de motos que invaden el casco urbano todos los días; ni siquiera la Plaza de Armas y menos la Catedral o el Óvalo Grau se salva de la invasión de temerarios motociclistas que han instalado paraderos en las esquinas y calles, compitiendo deslealmente con el taxista formal quien paga impuestos y está obligado a tener un vehículo con peso reglamentario y acondicionado para la seguridad de los pasajeros.

Y la tarea está en la Policía, en primer lugar y los fiscalizadores de la Municipalidad en segundo orden, quienes deben -aunque las pistas estén totalmente destruidas-, imponer respeto y orden en la zona más emblemática y turística de Piura. No solo son los motociclistas sino también los que hacen servicio de mototaxi que han tomado este sector aprovechando la permisividad de las autoridades.

En tercer lugar, la tarea también compromete al usuario quien debe, como un acto de civismo y amor por la ciudad, evitar este servicio que se ofrece en la zona urbana.

Si no hay demanda, la oferta cae, sin embargo, muchos inconscientes por evitar caminar dos cuadras obligan a los transportadores ingresar a la zona urbana. Combatir este servicio es una tarea titánica porque muchos de los que ofrecen transporte informal se escudan en su condición de desocupados o porque no tiene otra forma de ganarse la vida.

Es comprensible el drama social, pero debe haber un límite y respeto para evitar que la ciudad se convierta en un pandemonio, como ya lo están haciendo.

Más populares