Editorial: No solo son camas
julio 3, 2020
Autor: Victor Palacios

Compartir:

Hoy en día, muchas autoridades de las distintas instituciones de Salud y hasta el mismo Gobierno se han enfocado en dotar de más camas a los hospitales, o implementar hospitales de campaña o de contingencia para así poder atender a los pacientes y evitar la mortandad de los infectados críticos por COVID-19; sin embargo, no sería suficiente.

Si bien es cierto, es importante tener disponibles camas para los enfermos graves, ese no sería el factor por el cual la gente se muere a causa de este virus tan peligroso.

Al menos, a esa conclusión ha llegado la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH), a través de su Instituto de Medicina Tropical. Según esta investigación, una de las razones por las cuales los pacientes fallecen en los hospitales, es porque llegan con la enfermedad muy avanzada, y con niveles de saturación por debajo de 80.

Y es que si algo es cierto, las personas afectadas por este virus, creen que quedándose en casa podrán solucionar el problema, y a veces ni siquiera cuentan con un oxímetro para poder controlar sus niveles de saturación. Entre otra de las razones por las cuales los pacientes prefieren quedarse en casa es porque piensan que en el hospital no serán bien atendidos y que no tendrán el suficiente oxígeno para que los puedan atender según el nivel de complicación de su enfermedad.

Es por ello que una de las recomendaciones es que además de las camas, el Gobierno se preocupe por dotar de oxígeno y personal que monitoree adecuadamente a todos los pacientes que sean internados. Pero no solo el Gobierno, es importante tener en cuenta en las distintas zonas que aún presentan alto número de contagios que los vecinos coordinen acciones de tal forma que entre todos compren por lo menos uno o dos oxímetros que puedan ser usados por los afectados. Así que es muy importante, detectar la enfermedad a tiempo y controlarse el nivel de saturación.

Más populares