Editorial: Por las nubes
julio 14, 2020
Autor: Victor Palacios

Compartir:

La reactivación económica llegó al servicio de transporte interprovincial, desde mañana los buses que trasladan pasajeros y carga desde Piura hacia diferentes destinos del país iniciarán actividades con lo cual deberán tener listo sus protocolos sanitarios para evitar la propagación del COVID-19.

Sin embargo, hay un gran sector que se encuentra timorato aún para iniciar sus viajes y abrir las puertas de sus buses a los pasajeros, puesto que la declaración jurada que deberán presentar para poder subir al bus, no garantiza que no estén infectados.

Por otro lado, quienes se verán afectados por las pérdidas y problema económico de este sector, serán los piuranos quienes ya ven un incremento notorio en los pasajes a la capital. Es decir, si antes el viaje más barato costaba 60 soles, ahora cuesta más de S/ 80 y el más caro se acerca a los S/ 200, con lo cual ahora viajar a Lima, no estará al alcance de todos.

Según los transportistas el aumento del pasaje se basa no solo en las pérdidas de más de $ 200 Mlls por mes, sino también en la inversión de mil dólares por cada vehículo para acondicionarlo por el protocolo. Están firmes en que ningún pasajero subirá a su bus sin contar con la mascarilla y el protector, mucho más ahora que el Gobierno ha señalado que dará una tregua de 10 días para que las personas se acostumbren a subir al bus con protector –ya sea interurbano o interprovincial-, pasado ese plazo, comenzarán a imponer multas.

Aunque aún no se ha especificado si la multa será para pasajeros y empresa, queda claro que hay una responsabilidad de ambas partes; y una necesidad de que supervisen a las empresas que desde mañana reiniciarán sus labores, para de esta manera garantizar que todo se cumpla bajo el protocolo establecido y evitar la propagación del virus.

Más populares