En pésimo estado
marzo 2, 2020
Autor: Victor Palacios

Compartir:

El inicio del Año Escolar del presente año está a la vuelta de la esquina; sin embargo, como todos los años, la situación de los locales escolares sigue siendo la misma, o peor.

En muchas instituciones educativas, los escolares tendrán que resignarse a correr el riesgo de que las paredes de las aulas o cerco perimétrico se desplomen en cualquier momento porque simplemente el Pronied sigue entrampando la reconstrucción o mantenimiento de los mismos.

Pero eso no es todo; igual tendrán que lidiar con el problema de todos los años en que la EPS Grau les llega a cortar el servicio de agua potable por las abultadas deudas que llevan de años y que el Ministerio de Educación simplemente se desentiende del problema y los padres de familia tienen que asumir el pago, como lo hacen igualmente con los demás servicios básicos como la energía eléctrica y el teléfono.

Hasta ahora, la única solución que se les ha venido dando a los colegios, cuya infraestructura está en pésimo estado, son las famosas aulas prefabricadas que, en muchos casos, de temporales han pasado a convertirse en definitivas.

Con las altas temperaturas, estas aulas resultan de lo más inadecuadas para los escolares.

Las autoridades del sector y del Gobierno Regional tienen que garantizar que los escolares cuenten con un lugar adecuado para recibir sus clases y que puedan contar con los servicios básicos, especialmente agua potable; no tengamos que lamentarnos luego por alguna epidemia que se desate por las deficientes condiciones de los colegios.

Más populares