Ayer se esperaba la llegada del presidente Francisco Sagasti para la ceremonia por la celebración de los 200 años del Grito Libertario de Piura, pero parece que el primer mandatario no quiso enfrentar todos los reclamos que le esperaban de parte de las autoridades y de la población. Pero, además, la gran preocupación que existe debido a que según los especialistas ya comenzó la segunda ola en Piura y otras regiones del norte, lo que nos pone en estado de máxima alerta.

Y es que desde que se decretó el estado de emergencia, la infraestructura hospitalaria de nuestra región no ha mejorado en casi nada, ni mucho menos el nivel de atención primaria. De ahí que la ejecución del Hospital de Alta Complejidad ha sido el pedido unánime que ha recibido ayer el ministro de Cultura, quien asistió en representación de Sagasti, a la ceremonia por el Grito Libertario de Piura.

Hasta el propio monseñor Eguren Anselmi también ha sido enfático en su mensaje de ayer exigiendo a las autoridades del Gobierno Central, mayor atención a la región Piura, que pese a ser una de las que mayor ingresos económicos reporta al país, sigue relegada en cuanto a una atención prioritaria para resolver las urgentes necesidades de la población..

De ahí que en pleno Bicentenario, nuestras autoridades tienen que dar el cien por ciento de sus esfuerzos para lograr la atención prioritaria que está exigiendo la población, sobre todo en la priorización de las obras que nos garanticen una adecuada y oportuna atención de salud, más aún cuando ya se habla de una segunda ola que difícilmente podremos enfrentar con un sistema de salud colapsado.

Karina Miranda

Karina Miranda