Otra de las zonas más golpeadas por la falta de agua es el sector oeste de Sullana, donde la población se ha visto obligada a comprar a un sol el balde del líquido.

Se pudo conocer que son al menos 5 mil familias las que compran a los vendedores de motofurgón el agua que utilizarán en el día. “No hay otra forma de contar con agua en la casa, la EPS Grau abastece media hora como máximo, luego tenemos que salir a mendigar agua”, explicó el presidente del Frente de Defensa Bernardo Atoche.

El dirigente pide a las autoridades municipales se concrete la transferencia del reservorio R5 de Loma de Teodomiro, que abastecería a 30 mil sullaneros. “No nos engañen y transfieran el reservorio. La obra está terminada hace un año, pero por temas burocráticos no se transfiere”. En otros sectores, con mejor suerte, el agua llega dos o tres horas, luego se corta el suministro.