El hallazgo de un paquete con marihuana a una alumna de una institución educativa Secundaria del asentamiento La Primavera en el distrito de Castilla, en realidad no es algo nuevo, pues es voz populi desde hace bastante tiempo que se comercializa drogas no solo en los alrededores de los colegios sino al interior de los mismos. Sin embargo, las autoridades educativas han preferido hacer oídos sordos para evitarse mayores problemas.

Y, es que para muchos directores y docentes, que quizá desmotivados porque el Estado no los atiende en sus reclamos, no quieren hacerse de mayores problemas y solo se limitan a dar sus clases, desentendiéndose de otras situaciones que pasan en los colegios y que de alguna manera afectan el buen rendimiento de los escolares.

Esta situación sobre todo se ha detectado en colegios ubicados en asentamientos identificados como zonas rojas, donde pululan drogadictos, delincuentes y demás personas de dudosa reputación, muchos de los cuales utilizan a los escolares para ingresar la droga a los centros educativos.

Pese a conocerse de ello hasta ahora las autoridades no han hecho mayor investigación y, como indicábamos, muchos directores para no ‘dañar la imagen’ del colegio prefieren equivocadamente guardar silencio y no avisar. Esperemos que después de este grave hecho, se tomen acciones inmediatas y se permita que la Policía investigue para desbaratar las redes de venta de droga al interior de los colegios.

Karina Miranda

Karina Miranda