Caracas. Un incendio afectó tres tanques de almacenamiento de petróleo en una instalación de la estatal venezolana PDVSA en la Faja del Orinoco, informó este jueves el gobierno, que atribuyó el hecho a una “acción terrorista” de Estados Unidos.

La conflagración se desató la tarde del miércoles en Petro San Félix (estado Anzoátegui, norte), dijo el ministro de Petróleo y presidente de PDVSA, general Manuel Quevedo.

“Ha sido una acción terrorista que denunciamos a nivel internacional”, declaró el oficial a la televisora gubernamental VTV.

Quevedo culpó en particular al senador republicano estadounidense Marco Rubio, considerado uno de los artífices de la estrategia de Estados Unidos para sacar del poder a Nicolás Maduro. El ministro aludía a Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países encabezados por Estados Unidos.

Quevedo no reportó heridos por la deflagración, que se produjo casi una semana después del inicio de un apagón que afectó por días a 22 de los 23 estados del país, además de Caracas.

Maduro atribuyó el corte eléctrico a “ataques cibernéticos y electromagnéticos” del Pentágono y el Comando Sur estadounidense. La Faja del Orinoco alberga las mayores reservas petroleras del mundo.

“EE.UU. decidió, también, despojar a Venezuela de sus recursos petroleros a cambio de respaldar a @jguaido con violencia. Los gringos no quieren intercambio económico; pidieron los campos petroleros en propiedad. Por los venezolanos, sienten desprecio”, afirmó Quevedo.

 

Vía El Comercio