Facebook el gigante de las redes sociales, se vio obligado a tomar medidas rigurosas en contra de la venta y el tráfico ilícito de animales salvajes, un mercado que había pasado desapercibido dentro de la plataforma, pero que contaba con un gran auge entre los compradores de fauna exótica.

Este tipo de actividades van en contra de los términos y condiciones establecidos por Facebook, pero, a pesar de ella, los vendedores seguían operando en línea.

Fue el Fondo Mundial para la Naturaleza, conocido como WWF, quien investigó y encontró más de 2 mil publicaciones en las que se ofrecían animales salvajes, tan solo en el país de Myanmar, de acuerdo con un informe.

La WWF contabilizó hasta mayo del presente año un total de 2.143 animales salvajes de 94 especies ofrecidos en la plataforma, de los que el 92% de animales estaban vivos, entre los que se incluyeron aves rapaces y gatos salvajes.

Destacó que los animales que tienen una mayor demanda en las redes sociales son los monos gibones, langures, los gatos salvajes y los cálaos.