Vicente Fernández Jr., hijo del famoso cantante mexicano, acabó con los rumores sobre el supuesto fallecimiento de su padre este martes 12 de octubre. A través de sus redes sociales, el primogénito del artista desmintió la muerte cerebral del cantautor, además de criticar al medio que publicó la noticia.

Horas después de que se diera a conocer la presunta muerte de Vicente Fernández, su hijo alzó la voz en su cuenta oficial de Instagram para aclarar los rumores que surgieron entorno a su padre, luego de que a inicio de semana se publicara un comunicado oficial del parte médico del cantante, donde su familia aseguraba que su estado era estable.

Al respecto de la noticia que dio luz verde al sinfín de rumores, el hermano mayor de Alejandro Fernández fue tajante en sus redes sociales, desde donde envió un contundente mensaje a todos los seguidores de su padre y a la revista que inició con el ‘escándalo’. Justo a sus fuertes palabras, Vicente Fernández Jr. subió el recorte de la irresponsable portada con la noticia.

“¡Buenas noches! Es muy triste ver inventar noticias cómo está , totalmente inventada con el afán de lucro con el público de mi padre (…) la revista tendrá que demostrar la veracidad de su reportaje. ES UN ASCO QUE ENGAÑEN AL PÚBLICO DE TAL MANERA y lo sostengo junto con toda mi familia”, escribió, indignado, el primogénito del ‘Charro de Huentitán’.

Según la famosa portada de esta revista, Vicente Fernández, quien lleva más de dos meses internado en Guadalajara por problemas de salud, habría sufrido una muerte cerebral este 12 de octubre luego de que sus pulmones estuvieran a punto de colapsar. Además, el citado medio reveló que el cantante mexicano tendría úlceras en su cuerpo, todo esto desmentido ya por su hijo de 57 años.

Como bien se recordará, en el reporte oficial del estado del cantante publicado el lunes 11 de octubre, el personal médico que atiende Vicente Fernández reveló que el progreso en su salud es lento.

“Por el tipo de enfermedad y secuela presentados hasta el momento, lo han mantenido en un estado estacionario, con una progresión lenta, por lo cuál no muestra cambios trascendentes en su estado”, se lee en el informe.