A una semana de tomar la posta del Desembarcadero Pesquero Artesanal (DPA), el gremio de pescadores artesanales de esta jurisdicción, anunció que su primera intervención será invertir en mejorar la infraestructura y levantar todas las observaciones que ha listado el Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes), en este lugar.

Tito Juárez Fiestas, presidente del gremio de Pescadores Artesanales del Centro Poblado Parachique, indicó que tras la entrega del DPA a los pescadores por parte del gobernador Servando García, esta primera semana ha sido un trabajo netamente de reconocimiento y transferencia del local, en tanto se prepara el convenio específico entre los pescadores y el Gobierno Regional de Piura, para asumir administrativamente el control del desembarcadero.

“Cuando firmemos el convenio ya asumiremos administrativamente y se harán los cambios de titularidad en las cuentas. Entonces procederemos a invertir en mejorar la infraestructura y a levantar las observaciones del Sanipes, esto evitaría que el desembarcadero sea cerrado. Estamos pidiendo también toda la información de los fondos que se han venido recaudando”, aseveró Juárez Fiestas.

No quieren sanciones

Los dirigentes del gremio artesanal señalaron que la prioridad debe ser evitar sanciones o el cierre por cuestiones sanitarias y exigen que los trabajos y mantenimientos postergados por la gestión anterior, se ejecuten ahora con la nueva administración del muelle desembarcadero.

Actualmente el Desembarcadero Pesquero Artesanal, es zona exclusiva de descarga de conchas de abanico y se estima que entre cinco mil a ocho mil mallas diarias, se está moviendo por este lugar, en estos días. En la plataforma de descarga solamente cinco puertas están habilitadas mientras que las demás permanecen cerradas por disposición de Sanipes hasta que las observaciones sean levantadas.