Un polémico caso sucede en Australia, una joven de 26 años heredó de su padre casi 9 millones de dólares; sin embargo, no puede acceder a ellos porque primero debe cumplir una única condición ¿Cuál es esa condición? Te lo contamos en esta nota.

¿Cuál es esa condición?

La condición de su padre es que Clara de 26 años consiga trabajo. Clare Brown, residente de la ciudad de Sydney, se niega tajantemente a obedecer la voluntad de su progenitor, e incluso acudió a la justicia para impugnar su testamento.

Según el medio local News.com.au, Chris, el padre de Clare, falleció en enero de este año. Aunque le dejó una fortuna tras su muerte, exigió que se le prohibiera heredar sus 12 millones de dólares australianos (casi 9 millones de dólares estadounidenses) si su hija no cumplía su último deseo: tener un empleo estable. En caso de no lograrlo, también puede optar por ofrecerse como voluntaria en alguna actividad que “contribuya a la sociedad”.


Puedes leer:Paro de transportistas: ratifican paralización del 4 de julio


Clare, de 26 años, alega que el padecer de TDAH de alto funcionamiento (Trastorno por déficit de atención e hiperactividad) y el haber estado desempleada durante varios años dificultan su situación. Asimismo, dice que los recortes del Plan Nacional de Seguro han afectado su capacidad para prepararse para un empleo.

“Me he llamado a mi misma millonaria en bancarrota porque estoy en bancarrota constantemente y no puedo hacer nada al respecto”, dijo la joven en conversación con “Current Affair”. “Denme lo que es legítimamente mío. Estoy sufriendo”.

En la actualidad, Clare sobrevive con los pagos de la asistencia social junto a su esposa Lauren y su hija de un año, un panorama distinto respecto a su niñez, el cual estuvo lleno de lujos y escuelas privadas.

No desea trabajar: “No va a suceder”

Antes de que su padre falleciera, la joven recibía un pago semanal de 500$ de su padre para sus gastos; no obstante, Clare asegura que el hombre la presionaba y “abusaba financieramente” de ella.

“Entiendo por qué estas personas quieren que sea un miembro funcional de la sociedad, sin embargo, hay que mirar mi diagnóstico y darse cuenta de que eso no va a suceder”, dijo la mujer sobre los miembros de su familia que estaban haciendo cumplir las cláusulas del testamento de su padre.

La esposa de Clare, por su parte, explicó que a la joven le cuesta concentrarse en las tareas diarias y necesita recordatorios debido a su condición.

Aunque este padecimiento representa un gran obstáculo, la mujer ha tenido uno que otro empleo en el pasado. Entre sus trabajos previos figuran uno a tiempo parcial para la empresa “Autism Australia” y un período muy breve como barista, en el que solo duró una hora.

Un primo de Clare decidió hablar sobre el tema y aseguró que la joven usa su condición como excusa y que sus esfuerzos son “vergonzosos”.

El hombre consideró que, con su denuncia a la Justicia, Clare traicionó la confianza de su padre muerto y no aceptó sus últimos deseos.

“Nos gustaría que consiguiera un trabajo y contribuyera a la sociedad. Estamos desesperados porque corrija su vida. No hemos hecho nada más que amar a Clare”, enfatizó.


Síguenos en nuestras redes sociales: