Los brasileños empiezan este lunes a despedirse de su mayor ídolo futbolístico, Pelé, fallecido el jueves a los 82 años, en un velorio público de 24 horas en el estadio del Santos, el equipo donde forjó buena parte de su leyenda.

El Vila Belmiro, hogar del ‘Peixe’ en el mayor puerto de Sudamérica, espera un ingreso masivo de ‘torcedores’ y admiradores del que muchos consideran el mejor futbolista de la historia. Las puertas se abrirán a las 10H00 locales (13H00 GMT).

Los restos del único jugador en ganar tres mundiales (1958, 1962, 1970) arribaron al lugar alrededor de las 03H40 locales en una caravana salida desde el hospital Albert Einstein de Sao Paulo, donde estuvo internado desde el 29 de noviembre y fue despedido por un puñado de hinchas, constató la AFP.


PUEDES LEER ► BRASIL: DECLARAN SIETE DÍAS DE LUTO EN SAO PAULO Y SANTOS POR LA MUERTE DE PELÉ


El cajón negro será ubicado en el centro del gramado del recinto deportivo, con capacidad para 16.000 personas en las gradas, informó el club paulista.

Varias banderas de diferentes tamaños decoran las tribunas: una con ‘O Rei’ de espaldas, mostrando la camiseta ’10’ que inmortalizó, y otras con los mensajes «Viva el rey», «Pelé 82 años» o «Camisa 10 del Santos».

El ingreso estará permitido de manera «ininterrumpida» hasta el martes a las 10H00 locales, tras lo cual empezará una procesión por las calles de Santos, a 75 kilómetros de Sao Paulo, y terminará en un mausoleo de la ciudad con un entierro reservado para la familia.

En ese mismo cementerio, desde donde se ve la estructura albinegra del Vila Belmiro, descansan los restos del padre, el hermano y la tía de Pelé.

La caravana fúnebre pasará por la casa de la madre del legendario exfutbolista, doña Celeste, de 100 años, quien no sabe de la muerte de su hijo.

«Nosotros se lo dijimos, pero (…) ella no es consciente», dijo el viernes Maria Lúcia do Nascimento, hermana de Pelé, al canal ESPN.


Síguenos en nuestras redes sociales: