Un equipo de 6 especialistas norteamericanos junto a dos peruanos iniciaron hoy los trabajos hasta controlar la fuga del gas que viene perjudicando a la población del centro poblado La Bocana de Colán desde la noche del último domingo.

Durante la mesa de diálogo instalada por el Defensor del Pueblo, César Orrego, este resaltó su preocupación por el tiempo que se quedará el equipo médico para atender a la población.

«Me informaron que solo se quedarán tres días y yo dije ‘eso no es posible’ y hemos acordado que sea mucho más tiempo. No somos expertos aquí, pero sabemos que estos gases tienen consecuencias en las personas», dijo.

A través de un comunicado la empresa Olimpyc Perú dijo que, «continuan con la implementación del plan de seguridad y salud en La Bocana de Colán y en La Isla San Lorenzo que contempla la atención de niños, jóvenes y adultos. Hasta el momento no se han registrado casos de contaminación».