La ministra de Vivienda, Construcción y Saneamiento, Solangel Fernández, informó esta mañana que se otorgarán bonos familiares habitacionales a la familias damnificadas, luego del desborde del río en el asentamiento humano Ñácara, en el distrito Chulucanas.

Según Fernández, se identificarán los lugares y zonas cercanas para que a través de los bonos habitacionales se pueden apoyar a las familias afectadas en su reubicación.

Por su parte, el alcalde provincial de Morropón, Nelson Mío Reyes, explicó que son más de mil familias afectadas, quienes tendrán que ser reubicadas porque sus viviendas se encuentran en zona inundable.

«Hasta el momento hay 30 familias que han sido damnificadas y afectadas más de 260 que ya han sido empadronados por Defensa Civil«, indicó Nelson Mío Reyes en declaraciones a La Hora.

MÁS AYUDA

En tanto la titular de Vivienda sostuvo que, mediante Indeci se están dando 85 toneladas de alimentos que van a ser entregadas al gobierno regional y luego a los gobiernos locales para que puedan llegar a las familias damnificadas en estas lluvias.

«Esta vez (2021)  hemos identificado 19 puntos críticos que tenemos que atender justamente en las zonas que han sido afectadas, la maquinaria está desplazándose y trabajando. Ayer hemos estado en Tambogrande, Sullana y hemos sobrevolado la zona afectada, ya tenemos los puntos identificados y vamos a continuar con los trabajos. Hemos estado visitando a los agricultores para ver los daños que han sufrido y apoyarlos«, prometió Fernández.

Como se recuerda, el distrito de Chulucanas fue declarado en estado de emergencia por el Gobierno, producto de las intensas lluvias que se han registrado en los últimos días.