La construcción es financiada con recursos de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios y los ejecuta Reino Unido.

Cuatro nuevos hospitales serán puestos en funcionamiento durante los próximos ocho meses, los mismos que se construyen bajo la modalidad Gobierno a Gobierno, según señala el gerente de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, José Luis Mejías. El contraste lo ponen los hospitales estratégicos que construye el Gobierno Regional y que después de tres años tienen un avance de 50%.

Los hospitales de Castilla, Chulucanas, Limón de Porcuya y San Miguel del Faique serán puestos al servicio de la comunidad a partir de febrero del próximo año. Su construcción avanza rápidamente, a tal punto que el de Chulucanas ya está en el tercer nivel.

Mejías explica que el hospital de San Miguel de El Faique estará listo entre febrero y marzo del 2022, el de Castilla en mayo, el de Chulucanas en julio y el de Limón de Porcuya en febrero. El hospital de Sullana se entregará en el primer semestre del 2023.

Todos estos hospitales los construye, con fondos de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios, el gobierno inglés, bajo la modalidad Gobierno a Gobierno.

El hospital de Castilla se ubica en el asentamiento Cossio del Pomar, y será un centro de primer nivel de atención, considerado I.1.

En el caso de Sullana, este centro asistencial demorará más porque es mayor complejidad. Se le va a construir hasta sala de hemodiálisis. La inversión es de 300 millones de soles.

La otra cara

Mientras tanto los hospitales estratégicos de Ayabaca, Huarmaca, Huancabamba tienen problemas de construcción, a tal punto que el Ministerio de Salud ha pedido su intervención, las obras en los tres primeros, comenzaron en el 2019, mientras que en Los Algarrobos, la construcción comenzó este año. Según Martín Mejías, el avance no es superior al 50%. Estas obras están a cargo del Gobierno Regional.

Datos

  • Dentro de los hospitales financiados con dinero de la Autoridad para la Reconstrucción con Cambios está el de Máncora.
  • La pérdida de cuatro millones de soles por efecto del pago de una carta fianza a la empresa contratista, por parte del Gobierno Regional ha paralizado la obra. Para la licitación, el Gobierno Regional debe de poner el dinero. Esto mientras se determina la responsabilidad de los implicados en este caso.